“Síndrome del Doble Check” y el fin de una relación

Esta semana ha sido noticia en varios lados el tema del “Síndrome del doble check”, yo no lo había pescado porque me parece irrisoria la situación, pero hace dos días Alonso me preguntó si sabía en lo que consistía (desde mi punto de vista de psicóloga). Después de mucho rato recordé que a algún creativo se le ocurrió hacer un estudio relacionando el término de una relación de pareja a Whatsapp y este famoso “doble check”.

Para los que aun no se han enterado, el “doble check” hace alusión a estos dos tickets que salen en whatsapp cuando uno envía un mensaje, los que supuestamente significan que el otro leyó el mensaje. Pero les doy un dato, antes de esta semana y este boom noticioso del doble check, este tema ya había sido abordado, aclarando que el doble check no necesariamente indicaba lo que se creía, porque (como también yo lo he comprobado) depende un poco también de que celular tenga el otro, por ejemplo, mi marido tiene un Samsung Galaxy Ace y cuando le envío un mensaje a él, el doble check a mi me llega cuando él simplemente recibe el mensaje y no cuando lo lee.

Y esta semana ha habido todo un revuelo porque “estudios” dicen que 28 millones de personas han terminado por este “doble check”. Mi punto de vista es que estos 28 millones de personas no terminaron por eso, terminaron por un problema un poco más profundo, terminaron porque existía poca confianza en el otro y poca autoconfianza. Y ese es el problema que debe abordarse, no es posible que después estas personas digan: “Terminamos por culpa de Whatsapp”, no señores, terminaron por un problema de confianza, de haber construido una relación poco sólida en donde cualquier estimulo puede ser interpretado como una falta grave del otro. Es muy probable que estas mismas personas hayan terminado en el pasado “por culpa de messenger” y el clásico estado “disponible” sin respuesta.

Estamos constantemente rodeados de miles de señales y estímulos, pero el cómo los interpretemos es cosa de uno, viene desde nuestras características personales….es decir, si me siento fea, o poco valiosa, es probable que cualquier elemento lo interprete como que el otro me engaña o algo por el estilo.

Más que echarle la culpa a Whatsapp por el término de la relación, la invitación es hacerse un autoanalisis y un análisis a la relación, ¿cómo estamos? ¿confío en mis cualidades y en ser una persona digna de amor? ¿confío realmente en mi pareja?

Y por último, la confianza, desde  mi punto de vista, es similar a un acto de fe, efectivamente hay cosas que hacen que uno confíe más o menos en alguien, pero si uno es inseguro, siempre estos elementos serán insuficientes, siempre necesitaremos más pruebas del otro. Por tanto, para no caer en este tipo de ansiedades, en algún momento, simplemente tenemos que creer en el otro o creer en nosotros mismos y si nos falta confianza en alguno de ambos ámbitos (personal o pareja) trabajarlo y no quedarse en un simple “terminé porque culpa de whatsapp y su doble check”.

 

 

Anuncios