De paseo por Pomaire

Hace tiempo que quería ir de paseo a Pomaire con una misión súper específica: comprarme un chanchito de greda. Así que ayer decidí que hoy sería el día para ese paseo.

Fuimos con Alonso y mi madre, la idea era aprovechar de almorzar allá, así que partimos como a las 12.30 hrs. Pensé que llegar a Pomaire iba a ser difícil, pero la verdad es que estaba súper bien señalizado. El viaje se hizo corto y tipo 13.50 hrs estábamos llegando al destino.

Para los que no conocen Pomaire, el pueblo consiste en una calle principal llamada “Roberto Bravo” en donde está todo o mejor dicho el 90% de lo que alguien que va de visita, quiere ver.

Para los que van en auto, les recomiendo que apenas entran al pueblo, a mano derecha entren a los estacionamientos que les van a indicar, porque, si por no pagar pretenden estacionar en la calle, estarán metidos en el taco que se forma en la calle principal y se demorarán harto en estacionar. Nosotros decidimos pagar y estacionarnos al tiro, total el pueblo no es grande y es totalmente caminable. El estacionamiento tiene un valor de $2.000 y pueden estar toda la tarde.

Lo primero que hicimos fue almorzar. Todos pedimos cosas diferentes para probar, mi madre pidió un costillar, yo, un lomo a lo pobre que compartí con Alonso y él, una empanada gigante, que obviamente no pudo terminar y que será la cena de toda esta semana, jajaja!

Luego de almorzar recorrimos el lugar en busca de mi chanchito y si bien habían millones, no encontré uno que 100% me encantará, además en mitad de la investigación encontré un objeto del cual me enamoré! Un buda de como 30 cms! Lo amé!! Como no era tan caro ($5.000), me lo compré y llegué directo a encontrarle un lugar en mi hogar.

Fue una tarde súper entretenida, totalmente recomendable si algún día quieren hacer un paseo que salga de lo común.

Mi nuevo Buda

La empanada gigante!

Anuncios